El Lince Rojo

EL LINCE SOLITARIO RECORRE SU HÁBITAT LIBRE COMO EL VIENTO SIN OBEDIENCIAS, SERVIDUMBRES NI ADULACIONES.

miércoles, 14 de febrero de 2018

Descuidos generalizados

Del creador junto al campechano de los GAL; del dirigente corrupto de un partido empresa que está y estuvo involucrado en mil casos de saqueo de dinero público; de la mano traicionera que impulsó las ETTs para darle otra vuelta de tuerca a las clases trabajadoras de este país, del de OTAN de entrada no pero sí, el de la reconversión industrial y otras virtudes más para beneficio propio y de las capas capitalistas para las que ha trabajado y se ha enriquecido. El expresidente del gobierno Felipe González ha rebuznado que en España no hay corrupción política sino un descuido generalizado. Que desfachatez la de este multimillonario privatizador de empresas públicas para luego colocarse de consejero delegado para cobrar los servicios mafiosos prestados. Los miles de euros que cuesta cada año a los españolitos de a pie el latrocinio orquestado por politicastros y sus clientes empresariales para que este ancianito siniestro nos insulte a la cara. Pero qué va a decir semejante alma cubierta de estiércol si él ha formado parte de las cloacas putrefactas del estado. El descuido mayor ha sido votar a este ser o no ser y al otro y al que vino y al que vendrá.
ALREDEDOR DE 700 PERSONAS MURIERON EN ESPAÑA DURANTE EL AÑO 2017 A CAUSA DEL TERRORISMO LABORAL. Las reformas laborales antiobreras aprobadas por los pepes, pesoes, pedecatos y otras larvas neoliberales más a lo largo de estos años y décadas ha provocado que las capas populares de este país nos hallemos cada vez en un estado de explotación mayor. Asesinatos cometidos por el capital que están silenciados por completo en los medios de extorsión masiva. La precarización triunfó; se busca mercancía humana barata para conseguir el mayor beneficio económico para los empresarios a costa del sometimiento más abyecto de las clases subalternas. Se aceptan unas condiciones laborales esclavistas que producen un incremento de la mortandad que cada año es mayor; asesinatos del capitalismo que eufemísticamente hablando se tilda de “accidentes laborales”. Si no ponemos en cuestión la propiedad privada, el crecimiento económico y el productivismo como base en que se estructura estas sociedades no hay otra que seguir en la vía de la barbarie y, en ese camino, ya sabemos que la deshumanización se entroniza y se enquista.

UNA DE LAS FÁBULAS de los hermanos Grimm se titula «El gato y el ratón hacen vida en común». Un gato convence a un ratón de que siente un gran deseo de intimar con él; comienzan a hacer vida en común y, con vistas al invierno, compran un tarro de manteca, que esconden en una iglesia. El gato, sin embargo y con el pretexto de ir a un bautizo, sale en varias ocasiones y, poco a poco, se come toda la manteca. Cada vez que vuelve al hogar, se divierte dándole respuestas ambiguas al ratón sobre lo que ha estado haciendo. Cuando finalmente van juntos a la iglesia para comerse la manteca, el ratón descubre el engaño y el gato, por toda respuesta, se come al ratón. La última frase de la fábula expresa su moraleja: «Así van las cosas de este mundo». Extraído del libro “Crédito a muerte” de Anselm Jappé... Y las cosas se pueden cambiar; empecemos por abrir la jaula que aprisiona nuestra mente.

martes, 30 de enero de 2018

En estos días

En estos días puigdemoníacos donde ese éter del independentismo neoliberal catalán no siente la necesidad de ir a una segura prisión preventiva a cambio de la presidencia de su gran amada Cataluña. La misma que bien valía un expolio fiscal, unos millones de comisiones, unos buenos recortes sociales y unas millonarias subvenciones para sus amiguetes. Desde el gobierno central comandado por una nulidad mental, otro siervo del capital y la x de varias x de ese entramado mafioso que es el pp; que ha tenido un hijo naranja ciudadanesco que le da de comer para que le sustituya como administrador eficiente de los poderosos; se sigue buscando por tierra, mar y aire al refugiado en Bruselas.
¿Y el capitalismo? Viento en popa a toda vela
¿Y las capas trabajadoras? Naufragando en la precariedad y con sus derechos masacrados
¿Y Pujol I de Cataluña y todo el pesebre mafioso que montó? Libres como el viento.
Veremos como se sigue desarrollando el espectáculo porque la cosa va para largo o no.
EL BORBÓN F.VI cumple 50 años y todos los medios de incomunicación del régimen se ponen manos a la obra para agasajar, masajear, lamer, babear y mentir a la opinión pública sobre las bondades del “preparao”, lo buen padre de familia que es y la vida sencilla y burguesa que lleva este hombre rodeado de lujo, palacetes, comilonas y demás . Todo costeado a costa de sus súbditos, ciudadanos, plebe. Y como somos tan originales no sólo mantenemos a un parásito borbón y familia sino que tenemos el lujazo de tener en nómina dos reyes y dos reinas ¿qué más queremos?.
Ahora el okupa borbónico le dará un collarón a su hija mayor para que le suceda en el trono en un tiempo futuro. Esperemos que las mentes despierten y que el borbón y sucesores se reúnan con sus parientes franceses más temprano que tarde que es donde deberían estar.
Reyes por designio y voluntad franquista, que no sirven para nada más que para perpetuar el robo al pueblo; con unos medios de incomunicación al servicio de la glorificación de semejante aberración institucional obsoleta; mientras tanto seguimos sin dar sepultura y reconocimiento a los más de cien mil desaparecidos republicanos que siguen enterrados en las cunetas. Un país que se acostó franquista y se levantó demócrata. Un país que sufrió un golpe de estado contra la II República y vivió una sangrante guerra civil y exterminio de la población trabajadora por parte de las oligarquías fascistas. Un país que seguirá postrado y humillado si no vuelve a la legitimidad que le fue robada hace ya ocho décadas.

jueves, 18 de enero de 2018

¡Viva el Mal Viva el Contrato Social!

Dice un ser que vive del erario público desde que tiene uso de la sin razón; una tal Celia Villalobos, que muchos jubilados llevan más tiempo cobrando la pensión que trabajando; que los trabajadores tendrían que hacerse un plan de pensiones privado. La verdad es que no sorprende; que va a decir un aborto de la partitocracia, una trepa de partido mafioso para poder pasarse su santa vida de parlamento en parlamento cobrando un pastizal al mes sirviendo al poder. Esta vergüenza de fémina, ladilla con carné de ese entramado criminal que son los peperos rebuznó lo que tenía que rebuznar. Esta señora que cobra más de 8000 euros al mes por echarse cabezadas en el congreso o jugar con el ordenador portátil mientras hace que hace algo y no hace nada pero cobra de todos. Toda esta escoria que se ha dedicado a saquear el país, a robarnos la cartera, a privatizar hasta el aire que respiramos nos insultan en nuestra cara con la más abyecta impunidad.
La gran mayoría de personas jubiladas no llega a los 1000 euros al mes; muchos son los que cobran 300 y otros ni eso. Y este parásito que retoza en el pesebre que hay aquí montado; miente, roba y se jacta de todo ello. Y como decían en aquel programa para niños de hace ya decenios ¡Viva el Mal Viva el Capital! Y en eso estamos.


miércoles, 3 de enero de 2018

2018 ¿Más de lo mismo?

El 2018 amaneció como oscureció el finiquitado y letal 2017. Un año que ha traído más precariedad laboral, esclavitud para muchos y la nada que llevarse a fin de mes para otros. El gobierno del partido corrupto y criminal del Estado anunciando que salimos de la crisis gracias a la recuperación económica, es decir, a la buena salud macroeconómica y a la mala salud y enfermedad crónica para el conjunto de la sociedad currante. Comunismo invertido triunfante. Los beneficios se reparten entre los poderosos y los demás a pagar y a ser esquilmados como obedientes ovejitas. Más de trece millones de españoles que mirarán su hambre, su oscuridad, su angustia con un grito sordo de silencio por culpa de las políticas ultraliberales del gobierno de esta nación y de sus taifas siempre al servicio de sus amos los capitalistas. Los bienes públicos mercantilizados para la euforia colectiva del empresariado corrupto en connivencia con los poderes impúdicos y políticos de este país.
Y aquí en tierras catalanas seguirá la matraca independentista; el odio de muchos contra el odio de otros tantos; las subvenciones identitarias de tantos contra el silencio de otros; seguirá el negocio del procés que da muchos dividendos y muchos salarios a tantos patriotas; una república capitalista virtual y de cartón piedra del que unos pocos viven mientras otro millón largo de catalanes malvive en la exclusión social. Un parlamento con las dos fuerzas ganadoras de la derecha neoliberal. Pero ¿acaso existe la izquierda en éste o en cualquier otro parlamento?.
Los humanos deberíamos proteger a los colectivos más pobres, viejos y débiles de la sociedad para evitar que caigan en las garras de los depredadores sin poder hacer frente al pago de sus hipotecas o a los recibos de electricidad que calientan sus hogares en invierno. A los que apenas sobreviven con sueldos tercermundistas en una sociedad con precios del primer mundo. A los sin trabajo, a los que recogen comida en los bancos solidarios de alimentos, a los que caen en la indigencia y duermen en la calle. A los refugiados políticos que huyen de la represión y de las guerras que azotan sus países, a los emigrantes que buscan un futuro mejor para ellos y sus familias y mueren ahogados en las playas del mismo mar Mediterráneo donde nos bañamos en vacaciones. La solidaridad, ya sea entre clases sociales, entre comunidades o entre países, está languideciendo. Se ha perdido el glamour de ser solidario. Solo hace falta fijarse en la distribución de la renta en nuestra sociedad, dominada por un capitalismo cada vez más liberal y por nacionalismos excluyentes. La radicalidad nos hace más débiles, como país, como sociedad y como personas. Somos testigos de una guerra entre banderas, esteladas contra nacionales, pero ninguna roja. La bandera roja aportaba años atrás valores de solidaridad, internacionalismo proletario, reivindicaciones sociales, honestidad. Esos valores se han diluido y han sido arrasados, sustituidos por “los otros nos roban”, “somos más inteligentes que ellos”, “nosotros somos demócratas, ellos son fascistas”, como si la inteligencia o el ser demócrata pudieran repartirse per cápita entre millones de personas de un mismo bloque por igual. Las espadas siguen en alto, la lucha continúa y así la sociedad no puede progresar. Aprendamos algo de los lobos.”
Luis Campo Vidal.

martes, 5 de diciembre de 2017

6D. Hablemos de constituciones

Hablemos de constitución a los más de tres millones y medio de parados, de su artículo de derecho al trabajo; a los millones de trabajadores con sueldos de hambre y jornadas laborales exhaustas; seguramente sería más correcto hablarles  de derecho a la esclavitud o trabajo asalariado de mierda a la fuerza diría yo y dejémonos de eufemismos baratos. Derecho a la vivienda habla otro artículo en un país donde miles de familias españolas son expulsadas violentamente de sus viviendas porque no pueden pagar el techo que les da cobijo. No puedes pagar la vivienda al banco, el mismo que te roba y te saquea, protegidos ellos por el estado, un gran cobijo de ladrones. Pues nada a la puta calle que vas a ver la angustia como nace y se reproduce cada mañana y cada noche; y este es el derecho a la vivienda del que habla el artículo 47 de la CE "Todos los españoles tienen derecho a una vivienda digna..." parece ser que todos no; y la tendrás o no siempre y cuando te la puedas pagar. Sólo en Barcelona 1026 personas carecen de domicilio y, en muchos casos, estos compatriotas tienen trabajo pero no les da ni para dormir en un piso. Y llamamos democracia a lo que es partitocracia o cleptocracia o tiranía capitalista revestida de prostitucionalismo parlamentarista.
Parece ser que nuestra constitución si que cumple con los poderosos. Allí tenemos la figura obsoleta del rey borbónico al que se le asigna un presupuesto público millonario para sufragar sus viajes, comidas y buena vida en general. Figura inviolable según la constitución. Si quieres caldo toma dos tazas.
La constitución declara que el Estado español es capitalista, a favor del libre mercado y de la explotación humana. La venta de carne se vende y se compra barata. Las capas populares no tenemos cabida en esta constitución; pero no nos engañemos como en la de ningún país europeo de nuestro entorno; ya que todos defienden los mismos preceptos liberales sean países republicanos o monárquicos medievales.
Unas constituciones para regímenes parlamentarios burgueses que defienden los intereses de las capas privilegiadas y, sobre los grandes temas, que supeditan nuestras vidas como son el sistema económico y social capitalista imperante así como la pertenencia a organizaciones terroristas como la OTAN de eso ni se habla y todos están de acuerdo.
Nuestra única y mayor constitución es despertar nuestras conciencias y buscar la emancipación humana en contra de toda clase de servidumbre y explotación social y económica que es lo que ahora padecemos.

viernes, 24 de noviembre de 2017

Hablan. Parlotean. Rebuznan

Hablan, parlotean, rebuznan y mienten más que hablan y hablan y hablan y no dicen nada. Un surtidor de mentiras y basura que va de los medios de incomunicación de masas a las mentes secuestradas de la población alienada hispana. Dicen que ya empezamos a vivir mejor que Dios y todos los santos pero la realidad cruel y despiadada, con los sometidos claro está, nos indica otra verdad, la que no nos enseñan. Somos uno de los países de ese engendro político y económico que es la UE donde la desigualdad social más crece y sigue creciendo. Una tasa de pobreza en nuestro país del 22,3% comparable a la de Grecia pero en el caso de los griegos su situación de hecatombe es mejor que la nuestra. En el furgón de la cola europea en bienestar en este sistema suicida, cruel y homicida que es el capitalismo. Salen los miembros de nuestro gobierno corrupto y criminal diciendo que estamos saliendo de la crisis, que se va creando empleo, es decir, contratos basura de duración breve y menos y con unos sueldos de mierda y le llaman empleo a lo que es esclavitud laboral. Más de trece millones de españoles que la crisis, estafa, molicie del capital los devoró y que se encuentran en la exclusión social o a las puertas del barranco. Y otros tantos compatriotas de clase social que ven como el abismo asoma a sus pies. Se sustituye la justicia social por la caridad y el robo de todo bien público por su privatización para bien de politicastros del poder y sus clientes empresariales.
Mientras se dan garrotazos de banderas las calles se llenan de pobres que viven en la oscuridad.
La desigualdad crece, las millonadas de dinero público donados a los bancos nunca volverán, la evasión fiscal se cuenta por miles de millones de euros al año; el gobierno actual es una máquina de delinquir y producir corruptos y así vamos y nunca acabaremos.
Y la democracia parlamentaria se reduce a elegir a unos personajes desconocidos, bien remunerados para administrar nuestra pobreza. Y se podrá hablar de todo pero no toques la propiedad privada y sé felizmente hipócrita en esta sociedad de consumo donde se vende y se compra todo y lo más barato nuestros brazos. Y si no tienes ni un trabajo esclavo ni un mísero euro que llevarte a los bolsillos serás un invisible entre los invisibles y a esto lo llaman democracia. Las palabras se han pervertido, violado, injuriado...


domingo, 5 de noviembre de 2017

A Dios rogando y con el fiscal Maza dando

La prisión preventiva decretada por parte de la juez de la Audiencia Nacional en contra de los exconsellers de la Generalitat acusados de rebelión, sedición, malversación de caudales públicos, prevaricación y algo más y mucho más me parece de una torpeza estratosférica. Con haberles retirado el pasaporte o las medidas necesarias sin tener que pasar por prisión ya hubiera sido suficiente. Y en el juicio posterior ya se vería en qué delitos hubieran concurrido. Pero esta medida cautelar lo único que ha hecho es incendiar más el paisaje catalán, crear unos cientos de miles independentistas más y fabricar en el imaginario paranoico de estas tierras nuevos mártires.
Y si lo que desean es enturbiar las elecciones autonómicas ya lo han conseguido. Es evidente que todos estos políticos profesionales estaban y están desarrollando un programa de ingeniería social para ensanchar las bases independentistas, crear nuevos adeptos a su causa para la creación de un estado capitalista nuevo. Para ello han recurrido a la propaganda, a la mentira, a donar millones de euros de la caja pública para la creación de embajadas en el exterior, a subvencionar entidades culturales, políticas y sociales nacionalistas... El parlamento autonómico ha servido para hacer las mismas políticas antisociales de siempre y secuestrarlo para que el monotema secesionista fuera el único orden de los días intoxicando todo el ambiente.
Y mientras tanto el expresidente Puigdemont huido de la justicia abandonando a los suyos. No proclamaste tu república ficticia pues quédate a defenderla. Todo parece un teatrillo macabro y absurdo.
Y las elecciones ya embrutecidas por tanta sin razón; sin que un servidor no independentista vaya a depositar ningún voto ya que no me siento representado por nadie.
Quizá son tiempos legítimos para la toma de zarzuelas, moncloas, parlamentos regionales y proclamar el fin del poder tiránico liberal; pero las capas populares andamos a remolque. Y el fascismo, eso sí muy democrático y parlamentarista, avanza sin pausa y sin tregua. Una crisis social, humanitaria y ecológica mundial orquestado por un sistema económico criminal que nos lleva a la hecatombe a largo plazo y de esto en ningún parlamento burgués se habla, más bien, se legisla sobre ello.
Y termino como empiezo hay unos señores y señoras encarcelados que deberían estar libres con otro tipo de medidas cautelares que no fuera la prisión.
Delito de rebelión y sedición entre otras cosas acusa el fiscal Maza al govern cesado de la Generalitat. Todo lo que hay en el código penal en la causa lo ha metido y, tal vez, si fuera por él juicio sumarísimo, pena máxima, pelotón de fusilamiento y adiós.